fbpx
logo ito

Los mejores consejos para APRENDER A DIBUJAR PASO A PASO

Dibujar a lápiz es un arte que muchas personas poseen desde niños, sin embargo, no es que hayan nacido con un don especial.

Simplemente tuvieron mucha más práctica con el lápiz y con el tiempo mejoraron esta habilidad.

No nace uno dibujando. No existe eso de los dones.

Lo que existe es constancia.

Por ejemplo, una persona que aprende por primera vez a andar en bicicleta, podría mejorar su conducción si practica por muchas horas. 

Con el lápiz sucede lo mismo, al principio puede que tus dibujos sean algo feos, pero con la práctica mejoran y se verán geniales. 

Así que ya sabes, nunca es tarde para convertirse en un buen dibujante si lo que quieres es tatuar , solo es cuestión de practicar. No necesitas estudios de tatuador

Con eso vas a evitar que tengas tus tatuajes mal y haya que corregirlos.

 

Pero, si aún no sabes cómo comenzar en el mundo del dibujo, sigue leyendo y disfruta nuestra guía que te descubrirá un mundo repleto de satisfacciones. 

Así que ya sabes,  aprende a dibujar paso a paso a lápiz.

Imita dibujos o imágenes  

Una de las tareas más difíciles a la hora de aprender a dibujar paso a paso a lápiz, es representar en papel una imagen que nos imaginamos, por eso es ideal que comiences copiando cualquier otro dibujo. 

Asimismo, no te preocupes si el dibujo que intentas copiar no queda del todo bien, recuerda que estás aprendiendo y debes invertir varias horas practicando, de esta forma mejorarás significativamente tus dibujos.

Es más, según algunos expertos del dibujo, si dedicas más de 30 minutos diarios para dibujar, en un lapso de 2 años, podrás copiar cualquier fotografía totalmente igual. 

¡Aprende a usar tus lápices!

 

Este paso es de suma importancia.

 

La única forma de poder dibujar es copiando. 

 

Ten en cuenta una cosa. 

 

Al copiar lo que estás haciendo en incorporar a tu memoria los trazos y diseños que realizas. Estás educando a tu mano a los movimientos automáticos que realizará una vez que la práctica haya sido la suficiente.

 

Así, como podrás imaginar, cuanto más repitas un diseño más fácil te será poder dibujarlo.

Por ejemplo, si lo que quieres es tatuar caligrafía, deberías ponerte a dibujar letras.

 

En el libro “El Arte de la pintura” Francisco Pacheco (que fue profesor del mismísimo Velázquez) aseguraba que todo artista pasaba por tres fases en su aprendizaje.

 

¿Quieres conocer estas fases para descubrir cómo dibujar?

 

Pues mira, te cuento.

 

La primera era la de la copia. 

 

En ella el aprendiz debía copiar todas las obras de su maestro (o incluso de otros maestros si se decantaba por otro estilo de dibujo aunque no era lo normal) hasta que se asemejaran en forma y calidad.

 

Cómo puedes imaginar es fundamental el dominio del lápiz y del dibujo para poder pintar un cuadro. 

 

De ahí que el primer consejo fuera este. 

 

Dibuja todo lo que puedas y trata de meter patrones dentro de tu cabeza que después puedas interpretar.

 

La segunda era la de la creación. 

 

Una vez que has copiado hasta la saciedad tienes patrones en tu cabeza suficientes para poder empezar a hacer tus propias obras. Mezclando todos esos patrones que has incorporado gracias a la práctica continua y cogiendo lo que te interese de cada uno de ellos.

 

Por ejemplo. si has dibujado cualquier animal podrás coger como referencia las patas de una posición con la cabeza de otra. 

 

Es como si hicieras un puzzle de todas las referencias de dibujo pasadas que has ido acumulando en tu memoria de artista.

 

Este paso sólo lo consiguen quienes realmente le han dado duro al lápiz y no se han detenido en dibujar solamente algo en exclusiva. 

 

Quiero decir. 

 

Un aprendiz de dibujo debe saber cómo dibujar rostros al igual que sabe cómo dibujar animales.

 

Esa amplitud de conocimiento que va adquiriendo con el proceso de copia hace que después pueda formar obras pseudo originales con los patrones almacenados en la cabeza.

 

Por último, el paso tres, es al que sólo llegan algunos elegidos.

 

El por qué es evidente. Del paso dos es muy difícil salir. 

Mucha gente que acaba su formación en tatuaje se queda enganchada en esta fase.

 

Enseguida pensamos que ya está todo el camino recorrido y no nos damos cuenta que aprender a dibujar paso a paso requiere de un aprendizaje dilatado en el tiempo.

 

Un verdadero artista siempre está aprendiendo. 

 

Nunca encuentra la meta. Siempre experimenta, siempre prueba cosas nuevas.

 

En fin, el paso tres.

 

En el paso tres se encuentran los verdaderos artistas.

 

 Los que son capaces de crear cualquier escena en cualquier entorno (han aprendido a dibujar retratos de niños y a dibujar paisajes de montañas entre otras cosas).

 

Los afortunados que llegan hasta aquí han entendido el proceso del arte.

 

Lo que significa el arte.

 

Practicar, practicar y practicar, para llegar a ser un maestro de la técnica que más te gusta.

 

Así que si quieres aprender a dibujar paso a paso con lápiz, te dejo unos consejos para que puedas disfrutar de tu aprendizaje en este apasionante mundillo del arte como es el dibujo a lápiz. 

 

Los 8 pasos para aprender a dibujar a lápiz de una vez por todas y desde cero

 

Ahora bien, es importante que pongas en práctica los siguientes pasos para mejorar tu habilidad de dibujo mucho más rápido, y así podrás obtener los resultados que buscas. 

 

No se trata de que solo te sepas la teoría.

 

Eso te ayudará a dibujar pero no hará que dibujes mejor.

 

A dibujar mejor solo te va a ayudar la práctica así que, no esperes más para ponerte con estos sencillos ocho pasos que harán, sin lugar a dudas, que tu proceso de aprendizaje sea mucho más ameno y divertido.

 

Aprender a dibujar a lápiz puede parecer algo difícil, pero la verdad es muy fácil si sigues los siguientes pasos. 

Dibuja figuras al azar o Garabatos

 

 

Puede que este ejercicio te parezca sin sentido, pero es importante que lo realices, así podrás ir acostumbrando a tu mano a los distintos trazos.

 

Enfócate en dibujar lo que quieras, no importa el resultado final, solo diviértete y trata de hacer todo lo que se te venga en mente.

 

Esto te ayudará a calentar, liberar y relajar tu mano, ya que uno de los problemas más comunes en las personas que empiezan a dibujar, es que su mano es rígida, impidiendo realizar trazos libres. 

 

Además, con este ejercicio podrás ir liberando tu mano, mejorando tu habilidad para los próximos dibujos así cómo la introducción poco a poco en el hemisferio artista de tu cerebro. En el derecho.

 

Este ejercicio te ayuda a ir dejando un poco más de lado tu parte lógica y racional para dejar paso a la espacial y artística.

Trabaja la dirección de tus trazos

 

 

Para trabajar la dirección de tus trazos, puedes realizar una serie de puntos al azar en una hoja blanca, luego debes recorrer todos estos puntos.

 

Procura hacerlo suavemente, también puedes jugar a conectarlos diagonal, es un poco más difícil, pero te dará buenos resultados.

 

Este ejercicio es excelente para trabajar la suavidad y dirección de tus trazos. Además, te ayudará a ganar control sobre la dirección de la línea, así mejorarás la precisión.

 

Adicionalmente, como los trazos tienen distintas direcciones, tu mano se acostumbrará a estar en diferentes posiciones y mejorarás el agarre. 

 

Recuerda que una de nuestras intenciones cuando queremos aprender a dibujar es ir almacenando en nuestro cerebro todos esos movimientos mecánicos que vamos a necesitar en un futuro con nuestros dibujos.

 

No temas hacer líneas con tu lápiz. 

Realiza trazos al azar 

 

Este punto es muy importante, así que debes intentar realizar líneas rectas de forma fluida

 

Este ejercicio es muy útil también si realizas círculos o espirales continuas de una parte a otra de tu hoja de dibujo a lo ancho.

 

Esto puede resultar difícil si no tenemos nada de práctica utilizando el lápiz.

 

Asimismo, debes procurar hacerlas rápido y sin atinar mucho el lápiz, también puedes hacerlas en diferentes direcciones. 

 

Este ejercicio te permitirá mejorar la soltura y fluidez de tu mano, además puedes encontrar el ángulo de agarre más cómodo para ti. 

 

No obstante, no debes preocuparte si las líneas quedan torcidas o temblorosas, esto es algo normal.

 

No buscamos la perfección con estos ejercicios. 

 

Buscamos la soltura de la mano, la fluidez de tus pensamientos a la hora de ponerte a hacer dibujos con tus lápìces.

Dibuja figuras como óvalos o triángulos

 

Dibujar círculos puede parecer una tarea bastante difícil, por lo tanto, es mejor hacer óvalos o triángulos.

 

No importa que no sean perfectos, solo trata de hacerlos de todos los tamaños y varía la velocidad de los trazos, algunos rápidos y otros más lentos.

 

El objetivo de esto es practicar las líneas rectas y la rotación de la mano, en diferentes rangos. Así, podrás tener más control sobre tus trazos y encontrarás el punto más cómodo para futuros trazos. 

 

Ten en cuenta una cosa.

 

Todas las formas básicas de los dibujos más dificiles que puedas imaginar estanc ompuestas por estos elementos.

 

Mi consejo es que domines estas figuras y, una vez las domines, pases a su representación en tridimensional.

 

Es decir.

 

Que aprendas a hacer esferas, cubos, cilindros, pirámides…

 

Te será de gran ayuda para el siguiente punto.

Dale profundidad a tus dibujos con el sombreado 

 

Una de las formas más importantes para dotar de realismo y profundidad a tus dibujos es el sombreado

 

Así que, es importante que practiques esta técnica para mejorar el aspecto de tus dibujos.

 

Puedes comenzar a practicar el sombreado dibujando líneas cortas en una misma dirección y luego cortarlas con otras líneas.

 

También otra técnica, para que el sombreado quede más suave, es el “circulismo”, aquí solo debes realizar movimientos circulares hasta rellenar la zona que desees. 

 

Este ejercicio es muy bueno para entrenar la mano para movimientos rápidos y bruscos. 

 

Además, podrás repetir un movimiento muchas veces, dándote técnica. 

 

No dejes de investigar sobre teoría de la luz y de sombras.

 

Lo es todo en el dibujo hiper realista y es lo que verdaderamente va a dotar de vida a tus dibujos.

Rellena figuras (Óvalos y triángulos) 

 

Aquí debemos fusionar 2 de los ejercicios anteriores: debes dibujar óvalos y triángulos, para luego darles profundidad.

 

La idea de esto, es que lo hagas de manera rápida y no te salgas los bordes de la figura. Recuerda que tienes que hacerlas de diferentes tamaños.

 

Además, no te entretengas en rellenar esos espacios vacíos, así podrás mejorar tu técnica y rellenar la figura rápido sin dejar espacios. 

 

De esta forma, podrás mejorar el control de tus trazados y tu precisión. 

 

Asimismo, puedes jugar con los distintos tipos de sombreado para darle profundidad a la figura. 

 

Para empezar puedes intentar realizar círculos dentro de un cuadrado.

 

Esa figura es la básica para poder realizar esferas y, como ya sabes, te será de gran ayuda a la hora de componer tus dibujos.

Practica la presión de tus trazos 

 

Esta técnica te da libertad de practicar diferentes tipos de línea

 

La idea de esto es que hagas diferentes líneas rectas y en todas las direcciones.

 

También, procura que cada línea tenga diferentes tipos de presión, así podrás descubrir si puedes hacerlo gradualmente.

 

Prueba con los diferentes lápices que tengas.

 

A pesar que tengan la misma numeración no tienen porque tener el mismo trazo.

Tienes marcas donde el grafito es mucho más blando que en otras y nos da la sensación de pastel.

 

Va en cuestion de gustos.

 

Prueba con la presión de los trazos con tus diferentes lápices y podrás descubrir que te cubre cada uno de ellos.

 

Es muy importante que conozcas las herramientas de trabajo a la perfección ya que te van a permitir realizar unos trabajos mucho más bonitos puesto que conoces cual es el resultado de aplicar dicha técnica a tus dibujos.

 

Tal vez este ejercicio te da un poco de ansiedad, pero no te preocupes, la idea de esto es que relajes la mano y aprendas a dibujar trazos con libertad. 

Completa figuras con trazos cortos 

 

Para que puedas realizar este ejercicio sin problemas, debes haber practicado todos los anteriores.

 

Es cómo si fuera un compendio de todos.

 

La idea de este es que completes figuras como óvalos, líneas o triángulos con trazos cortos.

 

Es decir, la mayoría de la gente que está comenzando a aprender a dibujar paso a paso a lápìz, se acostumbra a realizar figuras en un solo trazo, pero la mayoría de los artistas realizan figuras con trazos cortos.

 

Esto es debido a que, completar figuras grandes o líneas grandes en un solo trazo, es algo complicado, así que se suelen usar trazos cortos continuos de manera repetitiva para configurar la línea que quieren de manera visual.

 

Por otra parte, la idea de esto es que lo hagas rápido y no fuerces mucho tu mano. 

 

Esto te permitirá liberar tu mano y abandonar esos hábitos más comunes de los principiantes. 

 

¡Cuando domines esta técnica, podrás pasar al próximo nivel, dibujar! 

 

Así que practica bastante para que los resultados de tus dibujos a lápiz sobre el papel queden espectaculares.

 

Atrévete a dibujar paisajes, objetos, retratos y más

 

Una vez practiques todos los pasos por varias horas y durante varios dias, mejorarás la habilidad y la soltura de tu mano, así podrás pasar a realizar distintos dibujos.

 

Lo más recomendado, es que comiences copiando paisajes o cualquier fotografía que puedas obtener de internet y que te sirva como ejemplo.

 

Tienes un montón de dibujos para aprender a dibujar paso a paso a lápiz en la red.

 

Aprovecha estos recursos gratuitos.

 

Puedes usar las diferentes técnicas, ya sean trazos completos, cortos y sombreado. 

 

Pero recuerda siempre dibujar lo que ves. No inventes. Trata de aprender a ver para que tus dibujos sean sobresalientes.

 

Lo ideal es que tus dibujos sean totalmente a lápiz

 

Para ello, puedes comprar lápices duros para los trazados claros y los blandos para dar hacer líneas más marcadas o para las sombras. 

 

Si tienes alguna duda sobre los tipos de lápices para dibujar que existen puedes echarle un vistazo al artículo que tenemos al respecto sobre los instrumentos para dibujar.

 

Saldrás de dudas después de su lectura y aprenderás para qué están destinados todos ellos.

 

Además, puedes jugar a ser creativo.

 

Juega con la luz y la sombra del dibujo que vayas a hacer, así se verá más realista y profesional.

 

 Aunque al principio te cueste trabajo y requiera algo de estudio al respecto, sin duda el poder meter sombras y luces a nuestros dibujos hará que tengan un nivel muchísimo más alto a la hora de verlos.

 

El tema de la luz y de la sombra tiene un apartado especial en nuestro curso de dibujo online.

 

Es de suma importancia que entiendas la física de luz. El por qué se crean las sombras que te permiten que puedas ver un objeto con volumen. 

 

No te preocupes si tus primeros dibujos no son los mejores, recuerda que la práctica hace el maestro, así que solo debes practicar durante varios días, así irás subiendo de nivel poco a poco.

 

Adicionalmente, recuerda que dibujas para ti y no para los demás, así que no debes hacer caso a las críticas o comentarios de las personas, esto puede afectar tu entusiasmo y puede llevarte a abandonar el dibujo.

 

Solo es cuestión de perseverancia y mucha práctica para lograr esos dibujos con acabados profesionales que tanto deseas. 

 

La mejor manera de empezar con este aprendizaje es sin duda con un tutor o mentor que te vaya guiando. 

 

Por supuesto es una tarea que puedes hacer tú en solitario pero requiere de una constancia y unos conocimientos que realmente se hace pesado el afrontarlo sin un guía.

 

Espero que este tutorial sobre cómo dibujar paso a paso te sirva, al menos al principio, para poder soltar tu mano y empezar a ver como lo hace un artista.

 

Ten en cuenta que el ingrediente clave para que tus dibujos tengan otro nivel es la perseverancia con lo que, no dejes de practicar aunque sea un poquito cada día.

 

 

Empieza ¡YA!
¿Quieres tatuar realismo?
¿Sabes que solo en 8 semanas el 100% de nuestros alumnos dibujan realismo?